¿Porqué es mejor fruta y verdura ecológica?

Share Button

En puntdesabor, nos esforzamos diariamente en tener la mejor fruta y verdura ecológica certificada. Os dejamos este post de nuestra asesora Mª Dolores Raigón (Universidat Politècnica de València), donde se argumenta el porqué los productos ecológicos son mejores.

Los productos ecológicos sí son mejores, Mª Dolores Raigón
La producción convencional de alimentos y las repercusiones sobre el medio y la salud

El incremento de la producción agrícola y ganadera tras los años de la Revolución Verde ha sido significativo en la gran mayoría de los cultivos y explotaciones ganaderas, pero sus consecuencias cultivo-fruta-verdura-ecologicano han resuelto el abastecimiento de las necesidades alimentarias de la creciente población mundial (Dyson, 1999).

En el período de industrialización de la producción de alimentos, los estudios en investigación agrícola y ganadera principalmente se concentraron en la tesis del aumento de producción y la reducción de costes en el procesado de los alimentos, a costa del empleo abusivo de productos químicos de síntesis, como fertilizantes, plaguicidas, hormonas, aditivos alimentarios, promotores del crecimiento, etc., y omitió los aspectos relacionados con el impacto ambiental, comercial, sociocultural o económico de las técnicas y modelos agropecuarios propuestos, que con frecuencia han contaminado suelos, acuíferos, animales e incluso al propio ser humano. Se primaron los resultados en aumento de los rendimientos de alimentos, altamente atractivos, llamativos y sugestivos, dejando para un segundo plano su correcta composición bromatológica y justa distribución. Como consecuencia, el incremento en la producción se ha visto acompañado de un detrimento en la calidad de los alimentos.

La intensificación de la producción ganadera también ha ocasionado problemas sobre el medio ambiente y una disminución en la calidad final del alimento de origen animal, a la par que se han encontrado presencia de antibióticos en los alimentos de origen ganadero.

La exposición humana a las sustancias fitosanitarias es un hecho bien estudiado en los últimos años, existiendo información de los efectos agudos de estos productos en casos de intoxicación por exposiciones a las sustancias químicas presentes en los mismos. Son conocidas las consecuencias que tiene sobre el desarrollo y funcionalidad de diferentes órganos y sistemas, que abarca desde las alteraciones neurológicas, reproductivas, endocrinas o inmunológicas, hasta fracasos funcionales y alteraciones importantes del comportamiento (Olea et al., 1996). También existen evidencias sobre incidencia y mortalidad por cáncer en poblaciones agrícolas, cuyo riesgo es superior al resto de la población en general, para algunas localizaciones tumorales (cerebrales, cáncer de pulmón, ovario y próstata, los sarcomas de partes blandas y algunos tipos específicos de leucemia) (Maroni y Fait, 1993).

Estas repercusiones no pueden parecernos puntuales o hechos aislados, sino que desgraciadamente aparecen en los titulares de los periódicos. A modo de ejemplo en febrero de 2013 en varias poblaciones de la comarca de La Ribera (Valencia) se prohibió el consumo de agua potable, por encontrarse concentraciones de fitosanitarios,algunos de los cuales estaban prohibidos desde hace más de 10 años. Si la prohibición se realizó el día 21 de febrero ¿qué va a pasar con los consumidores, niños incluidos, que bebieron agua el día 20 y anteriores?

Por otra parte, los fertilizantes desequilibrados y la forma en que éstos se suministran al suelo, como sales solubles y no bajo forma orgánica, modifican profundamente la bioquímica de la planta y alteran la composición de los alimentos. Los fertilizantes nitrogenados, por su parte, reducen del contenido de materia seca por aumento de la cantidad de agua en el protoplasma celular. El contenido de agua en los alimentos frescos convencionales, por el empleo de sales fertilizantes nitrogenadas, puede variar entre el 5 y 30% más que en los alimentos ecológicos, así un aumento del 15%, implica que cada 7 kg de fruta u hortalizas producidas con agricultura convencional contienen 1 kg de agua más que los producidos ecológicamente. El abuso de los fertilizantes nitrogenados de síntesis en agricultura convencional puede provocar la presencia de residuos (nitratos y nitritos) en vegetales y si se acumulan en grandes cantidades pueden tener efectos cancerígenos. Otras consecuencias de la utilización de abonos nitrogenados son el aumento del contenido en proteínas en la planta, pero de menor valor biológico, disminución de la cantidad de oligoelementos, y disminución de la resistencia frente a plagas y enfermedades de los cultivos. Además el empleo de fertilizantes de síntesis repercute sobre la calidad del producto durante su conservación, y pueden influir de forma importante en la producción de pérdidas durante el tiempo de almacenaje, debido a que un exceso de nitrógeno produce tejidos blandos con escaso niveles de materia seca (Raigón et al., 2003). También, los fertilizantes potásicos de síntesis afectan a la composición de las plantas al reducir el contenido de magnesio, por existir un antagonismo con el potasio, y también provocar la disminución de calcio y otros oligoelementos. El abuso de fertilizantes fosfatados reduce el contenido en ?-carotenos (provitamina A).

A esta preocupación por la salud se añade la creciente sensibilidad de la opinión pública por las consecuencias negativas de la actividad agraria sobre el medio ambiente, por lo que la producción de alimentos de calidad, mediante técnicas respetuosas y bajo prácticas que contemplan el bienestar animal es la alternativa de obtención de alimentos más acorde con un futuro equilibrado. La alimentación basada en productos ecológicos, mucho más sanos y de menor impacto ambiental, constituye una alternativa a la alimentación convencional.

¿Qué son los alimentos ecológicos?

Los términos ecológico, biológico y orgánico se emplean de forma similar para identificar a la producción de alimentos que se obtienen a partir de métodos de agricultura,ganadería y transformación agraria, controlada y certificada, con la finalidad de que en su composición no aparezcan productos tóxicos, químicos, transgénicos o que puedan afectar a la szumos-fruta-verdura-ecologica-puntdesaboralud humana. Los tres términos están protegidos por la Unión Europea para designar aquellos alimentos que se han producido siguiendo el Reglamento (CE) 834/2007 del Consejo y el Reglamento (CE) 889/2008 sobreproducción y etiquetado de los productos ecológicos. Para el Estado español, los términos protegidos son biológico y ecológico, o sus abreviaturas bio y eco. Cualquier alimento que incorpore en su contenedor o envoltorio alguno de estos términos debe estar certificado por un organismo de control, lo que indicará que el sistema de producción es el normalizado.

La agricultura ecológica es un método de producción que tiene en cuenta los conocimientos tradicionales de los agricultores y ganaderos, así como de conservación de alimentos, pero que integra los progresos científicos en todas las disciplinas agroalimentarias. Por ello, puede contribuir en gran medida a dar respuesta a las preocupaciones sociales de seguridad alimentaria, sociales y medioambientales, de determinadas áreas.

En los sistemas de producción ganaderos ecológicos, los animales deben formar parte integrante de la explotación agraria ecológica y deben ser alimentados de productos ecológicos, garantizando el bienestar de los animales, es decir asegurando que presentan la superficie que cada animal necesita, tanto en cubierto como en parque, semejándose a la superficie que el animal necesitaría en su estado natural, aumentado como consecuencia la sanidad animal y disminuyendo el riesgo de contagios y enfermedades.

La producción ecológica y el consumo de alimentos ecológicos una buena alternativa

comida-fruta-verdura-ecologicaEn la actualidad la agricultura orgánica-biológica está experimentando una gran capacidad de expansión. Las principales motivaciones que los agricultores y ganaderos tienen hacia el cambio del modelo productivo industrial al ecológico, es la concienciación hacia un sistema más respetuoso y que permita legar los recursos y asegurar un medio tan o más productivo como el que recibieron de sus padres, haciéndose eco de la célebre expresión de Lester Brown “Nosotros no hemos heredado la tierra de nuestros padres, la tenemos prestada para nuestros hijos”. Además de las motivaciones de los productores, existe también un cambio en los hábitos de consumo por parte de los consumidores, porque el tándem productor-consumidor es necesario en todo el proceso, y ¿cuáles son las motivaciones por parte del consumidor?, en realidad son varias las cuestiones que hacen que un consumidor cambie del modelo convencional o industrial al ecológico. En primer lugar, la existencia de una mayor conciencia ecológica por parte de los consumidores, que reconocen los impactos de la agricultura convencional y son conocedores de los beneficios de la agricultura ecológica sobre el ecosistema y sobre la biodiversidad. En segundo lugar existe una razón de peso en el cambio, y está relacionado con las alarmas alimentarias que desgraciadamente aparecen en el sistema agroalimentario y modifican los hábitos de consumo, en tercer lugar parecen cuestiones puntuales como la aparición de una enfermedad grave en el núcleo familiar que genera cambios estructurales y de costumbres en la familia, así como el nacimiento de un nuevo miembro familiar que hace reestructurar los alimentos que forman parte de la ingesta.

Las evidencias muestran que los alimentos ecológicos son más nutritivos

Los alimentos de producción convencional, intensiva o industrializada, no sólo están dejando de cumplir su finalidad de nutrir y por tanto, de generar salud, sino que además, desde cada vez más amplios sectores científicos, se ha empezado a denunciar los alimentos como causantes de las modernas enfermedades degenerativas(obesidad, enfermedades cardiovasculares, cáncer, etc.) (Cooper et al., 2007).

En este sentido, las técnicas de producción ecológicas son favorables para producir alimentos de alta concentración nutricional y organoléptica, puesto de manifiesto en diferentes estudios comparativos (Raigón, 2007):

• Las concentraciones de nitratos en el material vegetal es mayor en el caso de las verduras procedentes de cultivo convencional, variando en función de la especie, en promedio, 50% más en el caso de col china, 35% para la lechuga, 65% para la acelga y 28% para la espinaca.

• Las verduras ecológicas han presentado mayor concentración mineral (25% más de potasio en lechugas, 14% más de calcio en tallos de hinojo, los contenidos de hierro en la judía-grano procedente de cultivo convencional son aproximadamente 6 mg por cada 100 g, mientras que los de producción ecológica son de 7.12 mg, estos datos ponen de manifiesto que los granos de judía ecológica aportan un 15.7% más de este oligoelemento).

• Las cantidades recomendadas diariamente, en una persona adulta de Fe, Na, K y Ca se pueden conseguir con el consumo de 500 g de acelga ecológica fresca, sin que repercuta en el riesgotienda-fruta-verdura-ecologica aparente para la salud, por no superar la ingesta diaria admisible de nitratos. Las mismas cantidades deelementos nutricionales se podrían consumir con la ingesta de aproximadamente 550 g de acelga convencional fresca, aunque con ello la cifra de nitratos consumidos se duplicaría, apareciendo riesgo para la salud.

• El zumo de naranja ecológica contiene un 20% más de vitamina C que el procedente de frutos convencionales.

• Los frutos cítricos ecológicos son más aromáticos, presentando un 24% más de aceites esenciales.

• En pimiento ecológico verde se alcanza un 10% más de vitamina C y en rojo un 7% más, frente a los convencionales.

• Las sustancias antioxidantes están en concentraciones superiores en frutas ecológicas, por ejemplo en fresas (26%), zarzamora (40%), manzana (15%) y pimiento (17%).

• Las variedades tradicionales de lechuga han concentrado mayores contenidos minerales que las comerciales.

• Los alimentos ecológicos de origen animal presentan mayor contenido en proteínas(2.6% en huevo; 7.8% en carne de conejo, lo que significa que por cada 100 g de carne de conejo consumida, se ingieren 1.41 g más de proteína, si la carne procede de ganadería ecológica.). Estos mismos alimentos contienen menos grasa, ya que los animales de acuerdo con las normas de bienestar animal tienen más espacio para moverse y queman más grasa; en el caso de la carne de conejo ecológica los niveles de grasa son un 42% menor. El perfil lipídico de la grasa del huevo ecológico muestra un 8% más de ácido oleico.

• Entre los parámetros de calidad interna evaluados en huevos (ecológicos e intensivos), destaca la determinación de la cámara de aire, importante porque aporta información sobre la frescura del huevo. Es menor en los huevos ecológicos que en los intensivos, siendo indicador de que los huevos ecológicos mantienen su frescura durante más tiempo. La cámara de aire va aumentando conforme se incrementa el intercambio gaseoso entre el huevo y el medio. Una mayor porosidad de la cáscara de huevo permitirá un aumento más rápido de la cámara y por lo tanto también mayor degradación de la calidad del huevo, ya que se fluidificará más rápidamente el albumen.

• Las frutas y verduras ecológicas contienen menor nivel de agua, repercutiendo en mayor materia seca, mayor concentración de los sabores, mejor ajuste en la relación del precio y mayor capacidad de conservación. La col ecológica puede resistir hasta 24 días síntomas de pudrición, frente a los 6 días de la col convencional. Los frutos cítricos ecológicos presentan seis semanas más de conservación en postcosecha que los convencionales.

Compra online la mejor fruta y verdura ecológica de España
puntdesabor, tu tienda de productos ecológicos

3 Responses so far.

  1. […] ¿Ecológico muy caro? puntdesabor desde luego que no. Aquí os dejamos una comparativa de precios de algunos de nuestros productos con un supermercado convencional. Creo que no hace falta decir por que es mejor la fruta y verdura ecológica, por si hay dudas leer articulo ¿por qué es mejor fruta y verdura ecológica?. […]

  2. […] queréis profundizar más en el tema, echad un ojo al artículo ¿por qué es mejor fruta y verdura ecológica? de nuestra asesora Dolores […]

  3. […] queréis profundizar más en el tema, echad un ojo al artículo ¿por qué es mejor fruta y verdura ecológica? de nuestra asesora Dolores […]